Franquicia de ropa

Franquicia de ropa

¿Cuando piensas en montar un negocio propio, generar buenos ingresos y ser tu propio jefe, te viene a la mente la idea de trabajar con una franquicia de ropa? Esta es hoy día una de las mejores opciones al alcance de los inversores. La oportunidad es especialmente buena y proclive al éxito cuando te asocias con una corporación seria y responsable como Andrea Milano.

La clave del triunfo de un emprendimiento está en ofrecer productos o servicios de primera necesidad, de buena calidad y a precios justos. Más allá de estos parámetros, cualquier otro beneficio es un extra. Por ejemplo, un factor que influye positivamente en el nivel de ventas de un establecimiento es la atención al cliente, es decir, que los empleados muestren interés y estén pendientes de quienes entren a la tienda y de sus deseos.

Y esta combinación de factores la ofrece la franquicia de moda infantil Andrea Milano, una empresa que, con poco más de dos años de existencia, ha sabido conquistar los corazones de la gente. Esto se evidencia en el hecho de que ya van casi 35 aperturas en diferentes ciudades españolas y otras tiendas existentes en Colombia y República Dominicana.

¿Por qué una franquicia es una opción atractiva?

Por diversas razones. La primera de ellas es que no necesitas ser un experto en el tema ni poseer experiencia previa para poder hacerlo. Una persona con ganas de aprender y deseos de triunfar lo logra porque las deficiencias de conocimientos las suple la empresa, quien guía a sus asociados hasta que pueden andar por su cuenta. En este tipo de negocios hay una profunda interacción entre el franquiciante y el franquiciado para que todos salgan beneficiados.

Por una parte, el socio recibe la ayuda indispensable al principio, aprende a gestionar su tienda de manera exitosa y vende la mercancía propia de la compañía. Esta última, elabora los productos, ejecuta las gestiones publicitarias y a cambio obtiene un porcentaje de las ventas, además de que, como se trata de su marca, alcanza cada vez mejores posiciones en el mercado.

Otra ventaja es que al inicio no se requiere hacer una inversión cuantiosa. Las cantidades son modestas, en especial en el caso de una franquicia low cost, como esta. El local no necesita ser muy grande, ya que basta con que tenga un área entre 45 y 60 m2. Los gastos del proyecto de interiorismo que se ejecutan para poner la tienda a punto están incluidos en el pago de arranque, y la empresa se encarga de que el mobiliario y la decoración satisfagan los estándares habituales.

Para finalizar, los artículos de Andrea Milano que incluyen vestuario, calzado, accesorios y complementos son bonitos, de excelente calidad, confeccionados con buen gusto y están a la moda, por los que el público ya ha mostrado su preferencia. Si deseas mayor información consulta su página web.

Andrea Milano Franquicia de ropa

Dejar un comentario